Saltar al contenido
Mitologia Griega
hera

Hera es una diosa de la mitología griega, hija de Rea y Cronos, y esposa legitima de Zeus. Por su matrimonio se le conocía como la Reina de los dioses. Es la diosa representante del matrimonio, y una de las deidades femeninas más temidas y poderosas.

Fue conocida por su naturaleza celosa y vengativa, ya que durante su matrimonio persiguió a las amantes de Zeus y a su descendencia, así como algunos mortales, como es el caso de Paris, que eligió a Afrodita como la diosa más bella y con ello logra ofender y ganarse el odio de Hera.

Los cultos a Hera se extendieron por todo el mediterráneo, con numerosos templos y santuarios dedicados a ella. Se convirtió en protectora del amor conyugal, de las relaciones legítimas, del hogar y de la familia.

Historia de Hera

historia de hera

Al igual que sus hermanos, Hera fue engullida por su padre, Cronos quería evitar que sus hijos lo destronaran en un futuro, al igual que él lo hizo con su propio padre. No obstante, Rea logro salvar a uno de sus hijos (Zeus), dándole una piedra envuelta en pañales y ocultando a su hijo en una cueva. Creció y desafío a su padre, derrotándolo y obligándolo a vomitar a todos sus hermanos.

Luego de aliarse para derrotar a los titanes, y repartirse el mundo entre ellos. Zeus eligió a Hera como esposa legitima, quien tuvo que cumplir este papel con resignación por los diferentes amoríos que tuvo Zeus.

Se le caracteriza por una actitud violenta, celosa y vengativa. Hera persigue a las amantes y a los hijos de Zeus, Heracles es un ejemplo de ello, obligándole a obedecer los 12 trabajos que el rey de Micenas (Euristeo) le encomendara. No obstante, algunos mitos sostienen que termino con la enemistad luego de ser salvada por este de un gigante en la gigantomaquia, dándole a su hija Hebe como prometida.

En la actualidad, la imagen de Hera ha sido manipulada, tal es el caso de la película infantil Hércules, donde se modifica el verdadero origen bastardo del niño, haciéndolo pasar por hijo de la diosa, convertido en un mortal por la trampa de Hades y siendo entregado a sus padres adoptivos.

Atributos de Hera

atributos de hera

Los atributos de Hera son el cetro y la diadema. Los animales con los que se asocia, y con los cuales los griegos le demostraban su amor son la vaca y el pavo real. Además, se le relaciona con la granada, el lirio y el helicriso. Arcaicamente su asociación era con el ganado, era venerada en Eubea como una diosa vaca, incluso se han hallado yacimientos arqueológicos antiguos con máscaras de cráneos de toro.

Hijos de Zeus y Hera

Los hijos legítimos son:

  • Ares, el dios de la guerra.
  • Ilitía, diosa de los partos.
  • Hebe, la diosa de la juventud.
  • Hefesto, dios guerrero, del fuego, y la forja.
  • Posiblemente Enio, diosa de la guerra y ayudante de Ares. Suele ser confundida por algunos autores por Eris, que es la diosa de la discordia.

Ciertos autores difieren respecto a los descendientes legítimos de Hera y Zeus. Donde algunos afirman que Hefesto es engendrado por Hera sin él, en venganza por haber alumbrado a Atenea con una de sus amantes. Pero disgustada por su fealdad lo expulsa del Olimpo, arrojándolo desde los cielos al mar. Fue Tetis quien lo educo durante nueve años.

En venganza, Hefesto creo un trono mágico en el cual la diosa quedo inmovilizada, impidiendo que se levantara de este, negándose repetidamente a liberarla, hasta que fue llevado de vuelta al Olimpo y tras recibir a Afrodita como esposa, decide liberar a su madre.

La diosa Juno

En la mitología romana, Juno es la equivalente a la diosa Hera. Quien es considerada la reina de los dioses, esposa y hermana de Júpiter, máximo dios romano. Se le diferencia por representar la maternidad, en lugar de tener a cargo la protección de las mujeres casadas.

Los celos de Hera

los celos de hera

Los relatos que tienen a esta diosa como su protagonista, suelen relacionarse y narrar las venganzas que tuvo en contra de los amoríos ocasionales, e incluso los descendientes de su esposo. A continuación, se aprecian algunos de los relatos más conocidos:

Princesa Ío

En un encuentro entre la princesa y el soberano dios, la transforma en una ternera blanca por la inesperada visita de su esposa. Tras sospechar, le pide como regalo la ternera, a lo que no pudo negarse.  La dejo a cargo del cuidado de Argos, un gigante de cien ojos, manteniéndola así apartada de Zeus.

Al enterarse, envío a Hermes para matar a Argos y rescatar a la princesa, de esta manera los cien ojos del gigante quedaron representados en el plumaje del pavo real. Io fue perseguida posteriormente por un tábano, y obligada a vagar por el mundo, llegando a parar en Egipto y convirtiéndose en una sacerdotisa.

Eco

Fue una ninfa que tuvo el trabajo de distraer a la diosa mientras Zeus tenía sus aventuras, tras darse cuenta y descubrir el engaño, la condeno a pronunciar únicamente las palabras de las demás personas, de este relato surge la palabra utilizada en la actualidad “eco”.

Leto

Es una divinidad menor, madre de Apolo y Artemisa. Tras un encuentro sexual con Zeus y quedar encinta de los gemelos, Hera desato su furia amenazando a quien le diera acogida a Leto para que pudiera dar a luz, motivo por el cual vago y emprendió un largo viaje sin tener éxito, hasta llegar a Delos, una isla errante que cambiaba de posición constantemente.

Allí pudo tener a sus gemelos, y Zeus agradecido fijó a la isla en el océano en un punto fijo. Este sitio fue consagrado como uno de los santuarios más importantes del dios Apolo.

La diosa envío por venganza a la serpiente Pitón, quien fue derrotada por Apolo tras armarse con arco y flecha. Posteriormente, intento vengarse enviando al gigante Ticio la tarea de asesinar a Leto, quien una vez más Apolo, con ayuda de su hermana lo derrotan.

Sémele y Dioniso

semele y dionisio

Cuando Hera se enteró que Sémele estaba embarazada de Zeus, se disfrazó de su niñera y la persuadió pidiéndole al dios que se mostrara en su verdadera forma, el cual cuando lo hizo obligado, la mato con sus truenos sin poder evitarlo.

El nacimiento de Dioniso tiene diferentes versiones según el autor, una de ellas afirma que el dios se cosió a su muslo al bebé para terminar la gestación, otras fuentes afirman que era hijo inicialmente de Deméter, y una vez fue despedazado por los titanes enviados por Hera, recrea a su hijo implantándolo en el vientre de Sémele.

El juicio de Paris

Las amantes e hijos de Zeus no fueron los únicos que recibieron la ira de Hera. La diosa de la discordia Eris, arroja una manzana dorada al piso en el banquete de celebración de Peleo y Tetis, la cual fue reclamada por tres diosas, Afrodita, Atenea y Hera.

Se le otorgo la decisión al troyano Paris, de decidir quién era la propietaria legitima de la manzana. Cada diosa le ofreció un regalo, saliendo victoriosa Afrodita, quien le prometió el amor de Helena, la mujer más hermosa del mundo y esposa de Menelao. Desde entonces Hera ofreció su odio eterno a Paris.