Saltar al contenido
Mitologia Griega
tifon

Tifón es una criatura mitológica terrorífica que se le ha descrito como un monstruo de cien cabezas. Según la mitología griega sus bocas expulsaban terribles rugidos y aterradoras llamaradas. Cada cabeza tenía distintas voces, que producían indescriptibles sonidos. Algunas de sus voces emitían sonidos como el rugido de un león, ladridos de perros e incesantes ruidos extraños y aterradores, con lo que Tifón pretendía dominar el mundo.

Supuestamente, Tifón nació en Cilicia, es decir, sería originario de lo que hoy es la zona costera de la península de Anatolia (Turquía). Se dice que estableció un ejército con países de los alrededores del Cercano Oriente y del mar negro, para atacar a la Antigua Grecia, donde reinaba Zeus.

Origen de Tifón.

Tifón o Typhon en latin, era un ser implacable relacionado con los huracanes debido a su apariencia externa y a su movimiento particular. Esta sobresaliente criatura fue el resultado de la una unión entre Gea, considerada la madre tierra, y Tártaro, el cual se le conoce como el más recóndito y salvaje lugar del inframundo.

Se dice que nació seguidamente después de sus hermanos los gigantes, que fueron destruidos por los dioses del Olimpo. Fue criado en una cueva conocida como Typhonie Andron, y cuando creció, estaba determinado a vengar a los dioses por haber exterminado a los gigantes, motivado por las palabras de su madre.

tifon mitologia griega

Características de Tifón

Es cierto que Tifón era una criatura enorme, algo como una combinación entre hombre y monstruo. Entre sus características se destacan:

  • Era un monstruo aterrador del tamaño de un gigante, más grande que las montañas.
  • De la mitad del cuerpo para arriba era similar a un hombre.
  • En sus piernas tenía un gran número de serpientes cortadas, venenosas y muy mortíferas.
  • Su cuerpo estaba cubierto de plumas y en sus hombros habitaban cabezas de dragones.
  • Sus ojos hacían fuego y sus cabezas serpenteantes emitían extraños sonidos como gritos.
  • Era un ser tan devastador que conseguía arrojar fuego, crear huracanes, generar terremotos y destruir todo a su paso tan solo darle una mirada, la cual estaba llena de odio.

Historia de Tifón.

Como generalmente pasa en la mitología griega, hay diversas versiones sobre estas historias, pero se dice que Tifón pretendió destruir a Zeus por haber aniquilado a sus hermanos los Titanes.

Inicialmente, Tifón dominó a Zeus y le quitó sus tendones, pero luego fueron recuperados por Hermes y devueltos a Zeus. Tras lo sucedido el conocido rey del rayo, procedió a batallar con Tifón, una vez más hasta que logró vencerlo. Una vez vencido Tifón, fue desterrado bajo el Monte Etna.

Otra historia relata que tras la aparición de Tifón, los dioses tuvieron que ir a Egipto y allí se mantuvieron ocultos haciéndose pasar por animales.

  • Dioniso, se convirtió en ciervo.
  • Artemisa, en gato.
  • Apolo, en cuervo.
  • Hera, en vaca blanca.
  • Hermes, en ibis.
  • Afrodita, en pez.
  • Y Zeus tomó una nueva forma, convirtiéndose en carnero.

El historiador Herodoto, dice que Tifón, murió en Egipto, en manos de Apolo. En Egipto se le conoce a Tifón como Horus, hijo del dios de la muerte y de la resurrección, Osiris.

Hijos de Tifón.

De la relación que tuvo Tifón con Equidna nacieron varios hijos y entre ellos se encuentran:

  • La Esfinge Griega.
  • La Quimera.
  • La Hidra de Lerna.
  • El León de Nemea.
  • El dragón Ladón.
  • El Águila de Prometeo.
  • El Dragón de la Cólquida.
  • Y la Cerda de Cromión.

La batalla entre Tifón y Zeus

Todo comenzó porque Gea, madre de Tifón vivía furiosa porque Zeus, exterminó a los Titanes que eran sus hijos, en una guerra que duró diez años, donde ellos fueron vencidos y encerrados. Tifón creció con muchos poderes e ideó echar abajo a Zeus, por la incitación que tuvo siempre de su madre. Él pretendía vencerlo por haber derrotado a los doce Titanes poderosos, quienes fueron dioses en la Edad de Oro.

Tifón enfurecido contra el Monte Olimpo comenzó a castigar a los dioses y estos se llegaron a aterrorizar de tal modo, que decidieron esconderse en Egipto después que se transformaron en animales para que Tifón no los reconocieran. Atenea al verse en esta penosa situación, acusó a Zeus de cobarde y éste regresó al Olimpo a enfrentar a Tifón.

Durante la batalla, Tifón rodeó a Zeus con sus piernas de serpientes, logró inmovilizarlo y cortarle los tendones de las manos y de los pies y se los dio a su hermana Delphine para que los protegiera. Luego apresó a Zeus en Korykio Andro, pero Mercurio y Panus lograron salvarlo recuperando también los tendones que le había cortado Tifón.

Al recuperar Zeus su fuerza, siguió la batalla con Tifón en el monte Aimos de Tracia. En esa montaña Zeus le lanzó un rayo a Tifón que lo dejó herido y éste tuvo que salir huyendo a Sicilia. Allí Júpiter lo destroza volando al Monte Etna sobre él. Tifón fue aplastado por las rocas y él arroja eventualmente, restos del rayo de Zeus en forma de lava en el Monte Etna. Es así como de esta manera se asocia a Tifón con la actividad sísmica y volcánica; y los huracanes son producto del movimiento turbulento de sus patas de serpientes.