Saltar al contenido
Mitologia Griega
sirenas

Las sirenas son criaturas marinas que han sido mencionadas en reiteradas ocasiones por distintos autores griegos, describiéndolas como seres de gran belleza, pero extremadamente peligrosos, pues se divertían esperando por largo tiempo las embarcaciones, y así poder engañar a los marineros con sus cantos angelicales y su atractivo físico, atrayéndolos hasta el fondo de los océanos acabando con sus vidas.

Una de las referencias más conocidas a estas se encuentra en La Odisea de Homero, donde Ulises, el héroe de la historia, tiene un encuentro con las mismas durante su regreso a casa desde Troya, pero logra sobrevivir gracias a las advertencias de Circe. Dentro de esta obra literaria también se pueden encontrar datos de suma importancia en la actualidad, como lo es el lugar donde habitan.

Características de las Sirenas

La tipología de las sirenas varía mucho según los diferentes historiadores, sin embargo, por regla general se les reconoce por sus rostros hermosos, delicados y juveniles, así como por poseer un cabello largo y abundante, el cual suelen acariciar en una actitud bastante sugerente y coqueta.

En algunas escrituras antiguas se les describe como híbridos mitad mujer y mitad ave, muy similar a la Diosa Egipcia Ba, las cuales se volvieron rivales de las 9 musas y estas muy ofendidas las desplumaron y desterraron a los mares, donde perdieron sus alas y obtuvieron una cola de pez.

La música es su especialidad, todas poseen voces llamativas y llenas de ternura, las cuales entonan a la par que tocan distintos instrumentos, como la flauta o la lira, creando maravillosas melodías capaces de aturdir todos los sentidos de cualquier humano varón que las escuche.

sirenas en la mitologia griega

Posibles orígenes de las Sirenas

El verdadero origen de las sirenas no se conoce realmente, pues muchas personas aseguran que fue en las leyendas griegas donde se habla de su creación, mientras que otras las consideran como un mito moderno, creado por los marinos de la edad media como resultado de alucinaciones por pasar demasiado tiempo en solitario navegando por el mar.

Pero lo cierto es que, a pesar de las pequeñas leyendas europeas que han surgido en siglos más actuales, todas ellas coinciden en que provienen de los antiguos Dioses de Grecia, quienes las obligaron a permanecer en islas poco frecuentadas, desterradas y castigadas por sus oscuras intenciones y ganas de venganza constantes.

Historias de las Sirenas

La gran mayoría de las historias sobre las sirenas tienen mucho que ver con sus orígenes, pues hablan su procedencia según los diferentes escritores, cada una de ellas con un punto de vista distinto donde se puede comprender mejor el motivo por el cual desean tomar venganza hacia los hombres.

Según las versiones más reconocidas son las hijas de Aqueloo, primogénito de los Dioses Ríos, y el Dios del rio homónimo, junto a Melpómene una de las 9 musas, específicamente la de tragedia, quien sentía gran aberración por los hombres mortales, enseñándoles cómo llevarlos hacia la destrucción.

Existen otras versiones donde Aqueloo procrea con Estérope la musa encargada de las poesías y las danzas, dando como resultado hibridas acuáticas con dones insuperables en el arte de la música y la seducción, quienes se rebelaron contra sus creencias llevando a la muerte a tantos mortales como les fuera posible.

Según el mitógrafo Ovidio, eran mujeres de gran belleza que tenían la tarea de hacer compañía a Perséfone, la Diosa del mundo subterráneo, antes de que Hades la raptara, y ellas rogaron a los demás Dioses que les dieran alas para poder ir en su búsqueda, pero al no conseguirlo, fueron castigadas por Démeter, quien furioso con la situación las condeno a vivir eternamente en los océanos.

Entre las versiones menos conocidas o de pocos fundamentos se encuentran aquella donde las sirenas provienen de la sangre de Aqueloo, la cual fue derramada por el mismo Heracles luego de una batalla a muerte, y una que dice que fue Afrodita quien les quito parte de su belleza para que no desperdiciaran las artes del amor, y por supuesto en ambos casos sus acciones son para cobrar venganza.

Curiosidades que envuelven a las Sirenas

Algunas curiosidades que vale la pena destacar sobre las sirenas son las siguientes:

  • Aunque la primera vez que se habló directamente sobre las sirenas fue en las escrituras de Homero, los griegos ya las habían utilizado en distintos monumentos artísticos, los cuales utilizaban generalmente durante las ofrendas funerarias.
  • Si bien dentro de la cultura británica se les consideraba como un presagio de mala suerte, muchas historias se contradicen afirmando que algunas sirenas poseían el don de curar cualquier enfermedad con sus lágrimas.
  • Se dice que en principio solo existían tres sirenas en los océanos, pero el número fue aumentando luego de que varias mortales que servían a los Dioses cometieran pecados que debían ser castigados.