Saltar al contenido
Mitologia Griega

León de Nemea

leon de nemea

En la mitología griega el León de Nemea era una feroz criatura que asoló a todo el pueblo de Nemea, ubicado entre Argos y Corintio. Esta poderosa criatura devoró a miles de hombres, mujeres y niños, además de arruinar toda la siembra y comerse a todos los rebaños de la región.

Los hombres mortales intentaron matarlo sin ningún éxito, e incluso no lograban hacerle daño con ningún arma ya fuera de metal, madera o piedra, debido a que su pelaje era impenetrable y contaba con unas garras tan afiladas que destruía las armaduras y el armamento de los hombres. Su carne era tan poderosa que el garrote y las flechas de Hércules rebotaban de su piel.

el león de nemea

Origen del León de Nemea.

El León de Nemea era el hijo de Echidna y Tifón que era el monstruo de cien cabezas, y que tenía una piel impenetrable y del cual heredó esta característica. Estas criaturas se consideraban los monstros más poderosos de la mitología griega.

Otras versiones aseguran que Zeus era su padre, y su madre era la amante de Zeus llamada Selene. Es por ello que los antiguos Griegos creían, que el dios Zeus había situado una figura de un león descomunal en el cielo junto al resto de las estrellas, y que ahora representa al signo Leo en el zodiaco.

Características del León de Nemea

Esta criatura pasó la mayor parte de su vida asechando en la montaña de Tretos. Según el mito, el León de Nemea atraía a los cazadores a su guarida utilizando a las mujeres que secuestraba como carnada, para devorarlos una vez que fueran a rescatar a las doncellas.

Este poderoso monstruo contaba con las siguientes características:

  • Era cruel, despiadado y muy astuto.
  • Poseía enormes dientes afilados al igual que sus garras, que desgarraban todo lo que tocaban.
  • Su piel era gruesa y muy fuerte, tanto que no podía ser penetrada por ningún arma o instrumento filoso.
  • Como su piel era inmune al fuego y al hierro, era imposible eliminarlo.
  • Sus poderes protectores provenían de su melena.
  • Su punto débil era su boca.

leon de nemea en la mitologia

¿Cómo derrotó Hércules al León de Nemea?

Matar al León de Nemea fue la primera tarea que le encomendó el rey Euristeo al semidiós Hércules, por ser el héroe Griego más famoso de la época y porque tenía una increíble fuerza. Cuando Hércules llegó a Nemea, buscó y rastreó al león de inmediato.

Al encontrarlo primero lo atacó disparándole sus flechas, pero en ese instante se dio cuenta que era invencible, ya que su piel era tan dura y fuerte que sus flechas rebotaban sobre ella. Luego lo persiguió rápidamente hasta su guarida.

El león de Nemea huyó y se refugió en una cueva que tenía dos aberturas. Hércules bloqueó una de las entradas para que el león no se escapara, e ingresó por la otra. El león a darse cuenta de la presencia de Hércules en la cueva, éste se abalanzó sobre él, pero Hércules lo golpeó en la cabeza con su garrote.

Aprovechado que el león estaba aturdido por el golpe, atacó a la bestia con sus propias manos. Hércules puso su brazo alrededor del cuello del león y lo apretó hasta ahogarlo, y de esta manera pudo matar a tal invencible animal.

Sin demora trató de quitarle la piel al león, pero su cuchillo no pudo penetrar aquella piel tan poderosa. Después de muchos intentos la diosa Atenea lo animó a que usara las propias garras de la bestia para poder desollarlo, y así lo hizo.

Una vez muerto el León de Nemea, Hércules utilizó su piel para hacerse una capa indestructible con ella y con la cabeza se hizo un casco. Estos implementos los utilizaba en cada batalla porque le brindaban la fortaleza de la criatura.

hércules y el león de nemea

El León de Nemea como constelación

La constelación de Leo es el león de Nemea que Hércules logró someter y matar. Los dioses griegos quisieron honrar y agradecer al héroe que fue capaz de derrotar a la bestia de Nemea haciéndole una constelación en el cielo.

Se considera que Leo es el signo regio y majestuoso del zodíaco. Incluso antes de la historia de Hércules, el león era considerado el rey de las bestias.