Saltar al contenido
Mitologia Griega
erinias

Las Furias conocidas en la mitología griega como Erinias, son personificaciones femeninas, diosas de la venganza y de la justicia, que tenían la necesidad voraz de castigar o de vengar toda injusticia que los dioses y los mortales cometían entre ellos en el seno de sus familias.

También se les llamaban Euménides, en griego antiguo benévolo que eran utilizadas para evitar su ira cuando era pronunciado su verdadero nombre, y más tarde se utilizó para evitar el lado bondadoso de las Erinias.

Historia de las Erinias

Las Erinias nacieron de la sangre que afloro de Urano al ser mutilado por su propio hijo Cronos, y es considerada la primera gran injusticia cometida desde su creación. La sangre que broto fue a parar sobre Gea, la madre tierra y allí florecen las Erinias, con un aspecto espantoso de cabeza de perro y sus rostros maliciosos, con serpientes entrelazadas que simulaban sus cabellos y con alas de vampiro, que para castigar a las injusticias llevaban sobre sus manos látigos ardientes y anillos de bronce.

erinias en la mitologia griega

No se sabe con certeza cuantas eran al principio, una de las tradiciones más conocidas señala que eran tres:

  • Tisífona, conocida como la vengadora del asesinato, ya que se encargaba de castigar todo delito de sangre y siembra el crimen.
  • Alecto, conocida como la implacable, que persigue sin descanso a todo aquel que cometiera delitos morales.
  • Megara, conocida como la envidiosa, ya que siembra la discordia y hace nacer el odio entre los mortales, castigando todo acto de infidelidad.

 Características de las Erinias

  • Estas criaturas no se someten a la autoridad de Zeus, ya que su origen es preolímpico. Existen desde el momento en que la madre tierra y el cielo se separaron.
  • Debido a su apariencia espantosa, se les comparaba con las Grayas, las Harpias o las Gorgonas.
  • La misión principal de las 3 Erinias era vengar el mal que cometieran todos los seres humanos, actuando con justicia, pero resultando muy crueles e implacables, ya que persiguen a las victimas sin descanso hasta volverlas locas.
  • Se les conoce como las protectoras del cosmos frente al caos, representando siempre la rectitud de las cosas.
  • Ellas han sido muy populares en el ámbito del arte, siempre son representadas con sus terroríficas serpientes como cabello, con alas enormes y puntiagudas y ojos muy rojos.
  • Muchas personas las describían con túnicas negras hasta el suelo, amarradas a la cintura con un lazo rojo que simulaba el color de la sangre viva, además en sus manos sostenías antorchas, látigos o segaderas.
  • A pesar de que estas criaturas fueron creadas de la sangre pura y divina, la mayoría de los dioses y héroes griegos sentían una inmensa repulsión y desprecio hacia estas criaturas vengadoras, además de mucho temor y miedo al saber lo justicieras que eran.
  • Las Erinias también solían llamarse las hijas de la noche, gracias a su carácter fuerte y oscuro.

Las Erinias

La famosa obra de Esquilo

Esquilo fue un especialista dramaturgo de origen griego, realizaba obras de tragedia que se volvían muy populares en su época. Él se encargó de añadir a las Erinias en una de sus obras finales más representativas y especiales de su carrera, la famosa obra se denominó Euménides.

En esta obra se habla acerca de la búsqueda de Orestes por la Erinias, quienes buscaban saciar la sed de justicia y venganza por la muerte de su madre Clitemnestra a manos del su propio hijo Orestes. La obra se desarrolla principalmente en dos ambientes, uno es el templo del Dios Apolo, llamado también el famoso ombligo del mundo, el otro ambiente principal es en Atenas Grecia.

Orestes fue refugiado en el templo de Apolo, mientras ideaba el plan para llegar a Atenas para someterse al juicio ante la Diosa Atenea, mientras transcurría ese tiempo las erinias estaban buscándolo sin parar, pero gracias a la protección de Apolo y Hermes, estas se retrasaron en su búsqueda de venganza.

Las Erinias y Orestres

Las Erinias encontraron a Orestes en Atenas, y él debido al miedo producido por la presencia de las criaturas abrazaba una estatua de Atenea, y en ese instante la Diosa hace una gran presencia ante ellos y decide someterlo ante un juicio por el asesinato de su madre. Durante el juicio Apolo estaba a favor de Orestes, mientras las erinias peleaban a favor de su madre Clitemnestra.

El juicio salió a la par de votos, y pesar de eso las Erinias seguían atormentando a Orestes. En ese juicio la misericordia salió a relucir antes de la justicia, la venganza y la severidad.

Conclusión

Estas vengadoras y justicieras criaturas fueron de gran ayuda en la época preolímpica, ya que ayudaron a vengar todo tipo de mal realizado por los dioses y los simples mortales.

Si quieres conocer más historias mitológicas populares e interesantes, no dudes en seguir consultando nuestra página web, allí encontraras la información más veraz solo para ti.